domingo, 3 de enero de 2010
























Enero, otras vidas.

"De la piel de sus habitantes pasados y presentes, de su manera de estar en el mundo, de sus armonías y sus contrapuntos, de sus explosiones percusivas y fugaz, de su añoranza del sol cuando se oculta, y simultáneamente, de júbilo al aparecer la luna" fue terminado este ciclo dedicado a conocer otras vidas (Documentales).

Gracias a las personas que han sostenido este proyecto y han alimentado mis sentidos, que este año más que nunca acentuarán mi destino.

Bienvenido 2010.





Carlos Abundes y Luis Zuñiga.

Funciones: Sábados 5pm y Domingos 12:00pm








Dirección: Guerrero No. 1, Esq. Dr. Domenzaín, Silao, Gto.

Tel: (01) 472 7 22 50 38

















video











Presentación para el ciclo.











Qué alegría vivir sintiéndote vivido. Rendirse a la gran certidumbre, oscuramente,de que otro ser, fuera de mí, muy lejos me está viviendo.











Que hay otro ser, por el que miro el mundo, porque me está queriendo con sus ojos.Que hay otra voz con la que digo cosas no sospechadas por mi gran silencio;y sé que también me quiere con su voz.











Pedro Salinas / Que alegria de vivir.


















video











Vals con Bashir Sábado 2 de Enero











Un descenso al infierno en dibujos" El País.











Vals con Bashir, dirigida por el documentalista Ari Folman, quien es a su vez el protagonista de este largometraje de animación, goza de una maestría técnica que roza la perfección, de un pulso narrativo llevado con extrema delicadeza y de un dramatismo que se reprime y contiene hasta que explota en la última secuencia, en la cual se ven las únicas imágenes reales de la película. Su genialidad radica no sólo en la originalidad de cómo contar los sucesos que rodearon la matanza de Sabra y Shatila y en sus virtudes formales, sino también en la conciencia rebosante en cada fotograma de la película. Conmover y arañar las conciencias del público israelí es lo que busca Ari Folman con este viaje retrospectivo en busca de una memoria "perdida". Y estos son, ciertamente, los aspectos de la película que realmente mueven al debate y a la reflexión: la conciencia de culpabilidad -sobre todo del mismo Folman- y la memoria.








video











Les Glaneurs et La Glaneuse Sábado 9 de Enero











Por todas partes en Francia, Agnès Varda ha encontrado cosechadores, espigadores y pepenadores. Por necesidad, azar o elección, ellos están en contacto entre sí viviendo de los objetos y productos que recolectan. A través de la lente sensible de Agnès Varda descubrimos ese universo que es realmente sorprendente. Nos encontramos lejos de los recolectores de antaño que recogían las espigas de trigo después de la cosecha. Papas, jitomates y otros alimentos desechados, objetos sin amo y péndulos sin manecillas, esa es la cosecha de nuestro tiempo. Agnès Varda es también la cosechadora del título y su documental es una mirada muy personal a ese mundo desconocido. La curiosidad no tiene edad. La filmación es también cosecha.






video











Sicko Sábado 16 de Enero











Sicko, es un retrato del sistema sanitario estadounidense, desquiciado, a menudo cruel y siempre ávido de ganancias, narrado desde la posición de ventaja que da la perspectiva de la gente corriente obligada a enfrentarse a retos tan extraordinarios como desgarradores en pos de una atención médica básica.En Sicko, de Michael Moore, éste pregunta directamente a sus compatriotas norteamericanos "¿Qué es lo que no funciona en nosotros?" Moore muestra que la salud de los Estados Unidos se sitúa en la última posición entre las naciones desarrolladas y ello pese a ser la más cara por persona en relación a la de cualquier otro sistema sanitario del planeta. Moore busca respuestas en Canadá, la Gran Bretaña y Francia, donde todos los ciudadanos reciben atención medica gratuita. Por último, Moore reúne a un grupo de heroicos trabajadores que contribuyeron al rescate en la tragedia del 11 de septiembre los cuales ahora sufren enfermedades debilitantes y que no pueden recibir atención a domicilio, y les lleva a un lugar de lo más insospechado donde reciben la tierna atención que resulta inexistente en la nación más rica de la Tierra.






video











En el hoyo Sábado 23 de Enero











Una leyenda mexicana cuenta que el diablo pide almas para que los puentes al construirse no se caigan. Esta película sigue la historia de varios de los obreros que participan en la construcción del segundo piso, en el Periférico de la ciudad de México.











Aunque en realidad todo esto no es más que un pretexto, la idea es acercarnos a la cotidianidad, a los sueños y a la extraordinaria dignidad para vivir de los trabajadores con su humor, romance y los pequeños momentos que culminarán en el alimento que el diablo necesita, para que ese puente permanezca en pie.













fOTOGrAFÍA











Todo Sigue cayendo, para hacer la mañana / Claudio Rodríguez



































Ahora duermes al tiempo,










evaporas su olor










y la energia continua cambiandote / Carlos Abundes.



































La ciencia y la tendencia a hacia lo impuro.










yo no voy a decirte que soy un hombre puro










entre otras cosas










falta saber si es que lo puro existe.










O si es, pongamos, necesario.










O si sabe bien / Nicolás Guillén.

















Sótanos / Rogelio Guedea









En algún momento de nuestras vidas todos bajamos al sótano a buscar algo que abandonamos ahí hace mucho tiempo. No sabemos cuánto tiempo, y ya no importa, que para eso sirven los sótanos. Los vamos llenando (a los sótanos) de objetos que dejan de pertenecernos, que dejan de servir. Objetos que, si uno lo observa bien, fueron amados alguna vez, buscados a veces con ansias, traídos a casa tal como llega la felicidad con el domingo. Pero luego esos objetos (una mesita de noche, una bolsa de ropa, una lámpara, un collar) son reemplazados por otros objetos que a su vez serán reemplazados (mañana, pasadomañana) por otros objetos más, que serán tan amados y tan olvidados como los primeros. Pero en algún momento de nuestras vidas, así como se vuelven a recordar calles o países, bajamos al sótano a buscar algo que abandonamos ahí hace mucho tiempo. Y andamos levantando cajas amontonadas, bolsas negras, sillas o mesitas de noche, lámparas, colchones agujereados, siempre a la busca de algo que nos supone la felicidad, o que es la felicidad, pero que cada vez está más lejos (una caja y otra caja más) de nuestras manos y, llegada la noche, también, de nuestras vidas.
























Movimiento / Carlos Abundes


















video





Una avispa sobre el agua /








CORAL BRACHO.


La superficie del agua es tensa
para una avispa,
es un sendero múltiple fluyendo siempre
como el tacto del tiempo
sobre la hondura quieta
de un corto espacio.



Corto es el tiempo
en que flota; corta
la distancia en que gira
por incesantes laberintos,
remolinos inciertos, llamas,
y transparencia
inextricable.








Sobre él discurren con suavidad


En el espejo del tiempo
centellea la conciencia.


Fina serpiente de cristal, rodea las cosas.
Las envuelve, las crea, las fija.


–Se ve mirarse en el reflejo.
Ve su imagen mirar.-–


Los movimientos se hacen cautos
y lentos
y van dejando en su discurso fisuras.


Los dibujos que trazan al brillar las fisuras
van reemplazando
el movimiento.



Son subyugantes sus arabescos contra el lomo
del mar.



En él respira su silencio.
Es un espejo el tiempo
bajo el azul: sobre él,

con punzones finísimos argumentan,
sobre él discurren con suavidad.








El amor es su entornada sustancia


Encendido en los boscajes del tiempo, el amor
es su entornada sustancia. Abre
con hociquillo de marmota,
senderos y senderos
inextricables.


Es el camino
de vuelta
de los muertos, el lugar luminoso en donde suelen
resplandecer. Como zafiros bajo la arena
hacen su playa, hacen sus olas íntimas, su floración
de pedernal, blanca y hundiéndose
y volcando su espuma. Así nos dicen al oído: del viento,
de la calma del agua, y del sol
que toca,
con dedos ígneos y delicados
la frescura vital. Así nos dicen
con su candor de caracolas; así van devanándonos
con su luz, que es piedra,
y que es principio con el agua, y es mar
de hondos follajes
inexpugnables, a los que sólo así, de noche,
nos es dado ver
y encender.